Cómo cambiar una llanta de manera eficaz sin dañar tu automóvil

Cómo cambiar una llanta de manera eficaz sin dañar tu automóvil
Compartir en Redes

Cambiar una llanta no tiene por qué ser un conflicto, ni tenemos que esperar a que el seguro nos rescate. Éstos son los pasos para cambiar una llanta de manera eficaz y sin dañar nuestro auto.

1.Primero encuentra un lugar plano, estable y seguro para cambiar la llanta. Es importante que no esté en pendiente.

Si está cerca de una carretera, estaciónate lo más lejos posible del tráfico y enciende las luces de emergencia. Evita los terrenos blandos y las colinas.

2. Aplica el freno de estacionamiento y pon el automóvil en parking, o en velocidad si tienes una transmisión manual.


3. Saca la llave, la rueda de repuesto y el gato.

4. Aflojar las tuercas: por seguro estarán muy apretadas, así que te recomendamos que coloques la llave y la presiones con el pie mientras te impulsas con la salpicadura del auto para hacer palanca.

Sólo aflójalas, no las quites por completo.

A la izquierda – aflojas

A la derecha – aprietas

5. Coloque el gato: cada auto tiene uno propio y tienen un punto exacto de dónde colocarlo para no dañar el auto.

Asegúrate de que el gato esté en contacto con la parte metálica del marco de su automóvil.

Muchos automóviles tienen plástico moldeado en la parte inferior. Si no, coloca el gato en el lugar correcto, se romperá el plástico cuando empiece a levantarlo. Si no está seguro del lugar correcto para colocar el gato, lee el manual del propietario.

Para la mayoría de los automóviles uni-body modernos, hay una pequeña muesca o marca justo detrás de los huecos de las ruedas delanteras o delante de los huecos de las ruedas traseras donde se debe colocar el gato.

6. Mete tu llanta de refacción debajo del coche: esta medida es de seguridad, ya que si el gato está mal puesto, el auto caerá al suelo sin que nada lo detenga.


6. Quita las tuercas previamente aflojadas y saca la llanta

7. Coloca la llanta de repuesto que estaba debajo del auto y coloca la llanta ponchada debajo del auto.

8. Coloca la llanta de refacción: utiliza la parte inferior de tus pies y tus manos para acomodar la llanta correctamente.

9. Coloca los birlos y apriétalos sólo con las manos

9. Aprieta los birlos con la llave de tuercas sin torquearlos (sin apretarlos)

10. Con ayuda del gato baja el automóvil

*No olvides sacar la llanta ponchada de debajo del auto.

11. Aprieta los birlos: recuerda que para apretarlos, debes colocar la llave en los birlos, pisarla y hacer palanca con tus manos sobre la salpicadera delantera.

IMPORTANTE: tienes que verificar que la llanta de refacción tiene la presión correcta porque suele pasar que como la llanta pasa meses en la cajuela, no tiene la presión correcta.

Te puede interesar: Curso de Manejo Evasivo y Prevención de Accidentes para Ejecutivos y Familias


Compartir en Redes