Asalto en la Puebla-Tehuacán

Asalto en la Puebla-Tehuacán

Hace unos días un usuario de Facebook transmitió en vivió desde su cuenta un intento de asalto desde la carretera Puebla-Tehuacán.

Más allá de la experiencia vivida, a los que no estuvimos, nos deja una gran oportunidad de aprendizaje.

Primero, ¿estuvo bien o mal el actuar de esta persona?

Definitivamente BIEN.

La gran mayoría de los seres humanos al enfrentarnos a este tipo de situaciones tendemos a rendirnos inmediatamente, esto debido a lo que se conoce como la “fobia universal” que tenemos a que alguien de nuestra misma especie nos haga daño.

Los seres humanos no estamos programados para lidiar con la noción de que otro ser humano nos pueda hacer daño. Simplemente no existe en nuestro ADN.

Y los delincuentes saben usar y aprovechar esta naturaleza en nuestra contra perfectamente bien.

Lecciones aprendidas:

  1. Reaccionó inmediatamente. No espero a ver de se trataba. Jamás, el delincuente, tuvo control de la situación.
  2. El vehículo nunca se detuvo. Aun cuando lo trataron de sacar del camino, siguió adelante logrando finalmente escapar. Ningún ataque es eterno, los más largos duraron apenas unos cuantos minutos.
  3. Aún con miedo siguió su camino hasta llegar a un lugar seguro.
  4. Nunca dejó que el pánico lo llevara a perder el control del vehículo. Aún cuando lo sacaron del camino mantuvo una velocidad adecuada, jamás permitió que el miedo lo llevara a acelerar más allá de lo que podía controlar de manera segura.
  5. Pidió ayuda inmediatamente. Aunque fue por Facebook Live, es una manera de pedir ayuda, nosotros sugeriríamos usar el 911 o 074 pero todo ayuda.

Como consideración final, es una gran iniciativa el uso de tecnología, aun cuando las cosas salgan mal, ayuda mucho en el esclarecimiento de los hechos.

Definitivamente el uso de dash-cams, GPS e incluso de apps de seguridad es un acierto desde el punto de vista de seguridad.

Vea Los 5 Errores Mortales de un Conductor