El manejo evasivo y la protección ejecutiva

El manejo evasivo y la protección ejecutiva

Cambiando Paradigmas

Primero lo primero, para poder entender de qué hablamos hay que definir algunas cosas:

Protección Ejecutiva. – Es el conjunto de disciplinas que resultan en la prevención de cualquier incidente en contra de un ejecutivo o principal.

Conductor de Seguridad. – Define una función dentro del esquema de protección ejecutiva, se refiere a una persona entrenada para poder operar un vehículo por encima de la capacidad del conductor promedio, y que está preparado para actuar utilizando el vehículo como su ÚNICA herramienta.

Manejo Evasivo. – Es una disciplina dentro del Manejo de Seguridad que se enfoca en evitar situaciones que se deliberadas en contra del protegido.
Manejo Defensivo. – Es una disciplina dentro del Manejo de Seguridad que se enfoca en prevenir accidentes o riesgos no deliberados que amenazan al principal.
Manejo Ofensivo. – No existe, es algo que se inventó comercialmente para que sonara más impactante lo que se hace.

Todas las demás variantes que existen en el mundo de manejo son una combinación de las 2 primeras. Aun cuando el nombre cambie.

Uno de los principales errores que existen alrededor del concepto de “Manejo de Seguridad” es el de que es Protección Ejecutiva, lo cual está muy lejos de ser correcto. El “Manejo de Seguridad” se refiere a una serie de habilidades que se requieren para una función específica, que es la de “conductor de seguridad” una de las especialidades de la protección ejecutiva.

El conductor de seguridad es la persona encargada de realizar la transportación del principal, sin embargo, no es la persona encargada de la Proteccion Ejecutiva, es solo una herramienta más dentro de un sistema de protección.

No todos los conductores son protectores, pero todos los protectores deben de poder ser conductores.

¿Es posible que un conductor sea escolta y viceversa? Por supuesto, pero no al mismo tiempo (Ver: El mito del chofer escolta. Por Ivan Ivanovich) una de las reglas de la protección ejecutiva es que cada escolta debe de saber comandar un vehículo para poder evacuar a su principal, aun cuando el conductor no esté o se encuentre deshabilitado. Pero el conductor principal debe de ser el mejor de todos en esta función.

La función del Conductor de Seguridad

El conductor de seguridad tiene como única función de operar el vehículo, mientras el resto del equipo hace otras funciones como detección de vigilancia, etc. Su trabajo se limita al vehículo y al traslado del ejecutivo de manera SEGURA del punto A al punto B.

Debe de tener las habilidades necesarias para esto y debe de ser el miembro del equipo con la mayor capacidad de autocontrol durante una crisis. Esto quiere decir que no se colapse bajo presión y que sus habilidades le permitan seguir haciendo su trabajo aun cuando el estrés o el miedo se incrementen.

Un conductor de seguridad, en pocas palabras, debe de ser capaz controlar el vehículo por encima del 80% de su capacidad, bajo condiciones de alto estrés.

Para esto se requiere, entrenamiento, inoculación de estrés y sobre todo la capacidad de medir el resultado para poder tomar decisiones sobre cual es la mejor elección para el puesto.

Habilidades claves para el puesto

Echando mano del concepto de administración de riesgo, y con base en la estadística tanto de México como del resto del mundo, la probabilidad de ser víctima de un accidente es mucho mayor a la de ser victima de un atentado o delito dirigido. Por lo tanto ¿cuál es el sentido de capacitar únicamente en Manejo Evasivo y no defensivo?

Cuidado con el falso empoderamiento

La base de un buen conductor es la de contar con las habilidades que le permitan anticipar situaciones de riesgo, y el principal riesgo son los accidentes. De acuerdo con el principio de Maslow, que dice que cuando una persona únicamente tiene un martillo como herramienta, buscara verle a cada problema forma de clavo, si la capacitación es enfocada únicamente a seguridad o situaciones violentas, generará un conductor agresivo que buscara una salida violenta a cualquier situación, colocando a su principal en aun mayor riesgo.

Por otro lado, si no se crea habilidad y solo se enseña manejo evasivo, al momento de querer evadir la posibilidad de que el individuo pierda el control, y así creé una crisis secundaria, es muy alta.

En conclusión, el oficio de Conductor de Seguridad, aunque es parte de la protección ejecutiva, no lo es todo. Sin embargo, es la especialidad dentro de la protección que requiere de más entrenamiento, ya que un chofer ejecutivo tendrá la vida de su principal en sus manos literalmente cada día que este se suba a su vehículo. Y la probabilidad estará en su contra cada día más.