Mitos y realidades de los vehículos blindados

Mitos y realidades de los vehículos blindados

Una camioneta blindada toma mucho más espacio para frenar

MITO

La manera de determinar la distancia de frenado de un vehículo (en palabras sencillas) es el calcular su velocidad (energía cinética), masa (peso) y coeficiente de fricción (agarre de las llantas); en realidad la velocidad es mucho más influyente en la distancia de frenado, el incremento en peso del blindaje también incrementa el coeficiente de fricción (agarre de las llantas) lo cual anula la diferencia de peso.

Lo que si sucede es que cada vez que frenamos una camioneta blindada, esta convierte la energía (kg kilómetro) en calor en los frenos, y la temperatura si evitará que esta frene adecuadamente, por lo tanto la regla anterior solo aplique en la primera frenada.

¿Qué hacer?

  1. Frenar con motor para mantener la velocidad adecuada en bajadas; no hacer frenadas prolongadas
  2. Cuando sea necesario, frenar bruscamente en un solo intento y liberar inmediatamente para mantener los discos fríos.

Sugerencia: cambiar el sistema de frenos por unos de alto desempeño, discos ventilados y balatas de material amarillo (Fibras aramidas) para mayor eficiencia y menor desgaste con el calor.

 

Una camioneta blindada tiene menos estabilidad que una normal

REALIDAD

 

Debido a que la mayoría del peso está localizado en los cristales, esta tendrá menos estabilidad y al contrario de la mayoría de los vehículos que están diseñados para deslizar (rechinar llantas) los blindados tienden a voltearse cuando llegan a su límite.

OJO: Las camionetas blindadas por el peso (Coeficiente de fricción) crean la ilusión de ser más estables. Sin embargo esto no es cierto, simplemente no avisan cuando se están aproximando al límite, y las consecuencias son peores.

¿Qué hacer?

Nunca exceda los 120 kph en una camioneta blindada en carretera, o los 60 kph en ciudad.

Sugerencia: Pida a su blindador que cambie la suspensión por una de mayor capacidad y rigidez, también hay que cambiar las barras estabilizadoras del coche por unas de mayor calibre, y finalmente colocar una extensión en los rines para incrementar la longitud de los ejes.

 

La camioneta es tan dura por las modificaciones que es más segura ante un choque.

MITO

 

Cuando se da una choque se producen tres impactos, primero el del vehículo contra el obstáculo, después el de los ocupantes del vehículo contra las paredes del mismo y finalmente el de los órganos internos contra las paredes del esqueleto; el tercero es el que es mortal.

Los vehículos se diseñan para deformarse y absorber energía (Kg Kilometro) en caso de un choque de manera que cuando se da el segundo y el tercer choque ya la velocidad ha disminuido hasta en un 80%

Las modificaciones que se le hacen a un blindado muchas veces eliminan esta capacidad, y sería equivalente a chocar en un Cadillac ’72, el cual después de un choque quedaba intacto pero los ocupantes muertos, por otro lado la densidad del vidrio blindado es tal que un impacto, incluso a bajas velocidades, puede causar daños serios.

Hay registros de personas que han sufrido daños cerebrales fuertes por choques a menos de 64 kph debido a pegar con los vidrios blindados.

¿Qué hacer?

Nunca exceder los 120 kph en carretera o los 60 en la ciudad.

SIEMPRE utilizar cinturón de seguridad

Mantener siempre una distancia considerable con el vehículo frente a ustedes.